El tsunami en de 1906


septiembre 6, 2013


Es 1906 y un violento terremoto, cuyo epicentro fue Valparaíso, provocó posteriormente, lo que entonces se llamaba, un “Maremoto”. El efecto en Cáhuil vació las aguas del seno de la marisma, permaneciendo durante tres días con su fondo expuesto, luego recobraría sus niveles. Los profundos cambios operados tras el fenómeno se traslucen por el recuerdo de la pérdida de los recursos de la fauna acuática, especialmente, los choros, aquellos que desde la colonia le dieron la identidad a la vasta zona circundante de la llamada “Laguna de los Choros” .
La madrugada del 27 de febrero del 2010, el territorio de Chile central fue azotado nuevamente por un virulento terremoto, además el borde costero, desde Pichilemu hasta el Golfo de Arauco, recibió el embate de un tsunami.
Lugares queridos desde la infancia, otros conocidos y admirados, están devastados. El día sábado, los millares de damnificados se encuentran todavía, en shock.Por la tarde, en televisión, el presidente electo, por primera vez, pronuncia la palabra “saqueo”. Las primeras imágenes de saqueo, las ví el domingo por la mañana.
Centenares de penquistas asaltan las bodegas del grupo Cencosud. Un mensaje de radio indicaba a la población que en dicho lugar se repartiría ayuda en alimentos.
Una y otra vez, el saqueo, y lo peor, artículos de linea blanca, video y otros suntuarios. La policía, siempre atenta a la infracción de tránsito y a la represión de manifestaciones de estudiantes y trabajadores, es sobrepasada por los saqueadores, quienes reciben una lluvia de refresco que proviene del guanaco.
La cultura de Pelotón, al saqueo cotidiano, de cuello y corbata, casi inadvertido, el saqueo del resto inferior de la escala social, pasando por la impóluta clase media.
Apropósito de los saqueos a que fueron invitados otros ciudadanos, consultado el excomandante del ejército,señor H. Cheire, señala: “Nosotros hemos tenido en Chile muchos terremotos y nunca había pasado esto, acá hay una enfermedad y hay que asumirla como tal”.
Ante la pregunta final,¿Sirven de algo los símbolos nacionalistas para enfrentar estas circunstancias y desincentivar el vandalismo?.”A mí me gusta el dato duro. El ánimo sirve también, pero si a tí te informan más que te animan, la gente deja de presionar. Si les das la lista de muertos o sobrevivientes, las personas dejan de llamar o sí les dices donde están cargando combustible, les solucionas un problema. Acá no hay espacios para frases de buena crianza, como esas que llaman a salir adelante con la fuerza de los chilenos, sino que lo que importa es solucionarle el problema al que no tiene agua o al que no sabe donde está su papá. Por eso. la desinformación, la información falsa, el no ser claros o eludir la verdad, son actitudes fatales.”
Diría criminal o parafraseando a Tomás de Aquino, recordaría que, en el orden humano, en cualquier situación, por doquier y siempre, no se avanza en orden a la verdad y el bien si, al mismo tiempo, no se opone y denuncia todo aquello que contraría o contradice, la verdad y el bien. La Verdad.

(Fuente: Antonio Saldías, cahuilsalinero.blogspot.com).